Hábitos saludables para mejorar tu salud mental

Es más común ver que la gente piense en cuidar su cuerpo, que su mente; sin embargo, la salud mental es tan importante como la física, pues no podemos separar el cuerpo y la mente, la una influye en la otra. 

“¿A qué horas voy a hacer todas esas rutinas para cuidar mi salud mental?”, me preguntaba una persona, pues creía que para mejorar y conservar la tranquilidad, debía dedicar varias horas exclusivas a hacer ciertas rutinas. 

Mi querida amiga, la salud mental es parte de nuestra vida diaria, y te voy a compartir algunas sugerencias para que te cuides, y disfrutes el proceso.

1. Asegúrate de dormir bien y lo suficiente, lo cual te va a facilitar ser más eficiente durante las horas de vigilia. Dormir bien ayuda a mantener tu salud física y mental.

2. Alimentarte bien. En esta área hay mucha información y desinformación. Si sientes que es necesario, consulta con un especialista, y sobre todo, recuerda ser balanceada, come despacio y saborea la comida. Obsesionarse con el tema, no ayuda a tu salud emocional. 

3. Evita el consumo de drogas que afectan el desarrollo y funcionamiento del cerebro. En este aspecto, también es cuestión de equilibrio. Por ejemplo, si te gusta el café, y tu cuerpo lo acepta bien, ¿por qué no disfrutarlo? 

Es posible que, si estás convencido de que el café es malo para la salud, vas a dejar de leer esto de una vez. Sin embargo, quiere que pienses en esto. Si una persona ama y disfruta el café (tengo una amiga a quien le apasiona todo el proceso del café, y tomarse una taza de café es todo un ritual para ella), el estrés de no poderlo tomar, ¿no podría anular los beneficios de abandonarlo? 

¿No sería mejor para ella seguir disfrutando su cafecito mañanero? Esto le produce un placer increíble, y es bueno para su salud mental. 

Ahora bien, si estuviésemos hablando de 5, o 10 tazas de café al día (como mi padre solía tomar), otro gallo cantaría. 

4. Un poco de organización en tu día, puede resultar en menos estrés. 

Ahora bien, cada individuo es diferente, y no existe una forma infalible de organización que le funcione a todo el mundo. 

Durante varios años intenté organizarme de diversas formas, siguiendo diferentes métodos, y me funcionaba por unos días, para mágicamente dejar de funcionar. Era frustrante, pues me preguntaba, porque a los demás parecía funcionarles, pero no a mí. 

Finalmente, logré encontrar mis métodos, pues los cambios cada determinado tiempo. Algunos de los métodos usados: agenda, lista en un cuaderno, escribiendo cada actividad que tenía que hacer, desglosar proyectos en tareas simples, escribir solo las 5 actividades más importantes del día, usar notas en el teléfono, entre otras. Sé flexible, y sobre todo, sé buena contigo misma en el proceso de encontrar lo que te funciona.

5. Haz ejercicio. En esta área también es muy importante relajarte y disfrutar el proceso de encontrar que tipo de ejercicio te funciona. 

Una cliente me mencionaba, que estaba muy estresada, pues no lograba ser tan disciplinada como sus amigas que iban al gimnasio; al mismo tiempo, otra cliente me comentó lo obsesionada que se había vuelto alrededor del ejercicio y le quitaba la paz mental. 

El balance es importante en todos los aspectos de nuestra vida. Caminar, correr, bailar en la casa mientras haces las actividades del día, o solo por bailar; zumba siguiendo videos o en grupos de amigos, ir al gimnasio; llevar a tus hijos, nietos, sobrinos al parque y jugar con ellos, son todas opciones para ejercitar tu cuerpo. 

Para mí, ir al gimnasio es casi una tortura, sin embargo, salir a caminar o bailar en mi casa activan no solo mi cuerpo, sino que son elixires para mi alma. 

6. Disfruta el arte, intégralo en tu vida, pues este sana tu alma y tu mente. Música, pintura, escultura, dibujo, baile, teatro, o manualidades. Busca espacios para disfrutar estas actividades con tus hijos, amigos, tu pareja o sola. 

7. Dedícate tiempo. Sí, tiempo solo para ti, para hacer aquello que disfrutas, sin preocuparte por nada y por nadie. Toma riesgos. Haz ese curso que quieres hacer, ve a ese sitio que tanto has querido visitar, o simplemente, cierra la puerta de tu cuarto, pon un letrero “OCUPADA”, y lee ese libro que tanto placer te brinda.

8. Haz Tapping diariamente. Si no conoces la técnica, te invito a visitar mi canal de YouTube y prueba. El Tapping es una técnica sencilla, fácil y muy efectiva para manejar el estrés, y puedes hacerla en cualquier lugar y momento. No requiere herramientas sofisticadas. Solo tus dedos. 

9. Aprende a respirar, la respiración es crucial no solo para mantenernos vivos, sino para relajarnos y tener mejor salud. 

10. Construye una buena red de apoyo, con familiares y amigos. Haz actividades con ellos, y mantente en contacto. 

11. Haz servicio comunitario. Ayudar a otros nos permite tener una mejor perspectiva de la vida, y es excelente para una buena salud mental. 

12. Piérdele el miedo a tus emociones. Aprende a expresarlas, a darles nombre y así, a usarlas para tu beneficio. Las emociones no son tus enemigos, por el contrario, son sistemas de alerta, son parte de nuestra experiencia humana. 

13. Busca ayuda profesional. Al igual que vas al médico para tus chequeos anuales (espero que lo hagas), y cuando te sientes enferma, ¿por qué no visitar un profesional de salud de vez en cuando?

 Entiendo que hay muchos mitos alrededor de este tema, así que te invito a leer mi artículo “Mitos sobre la salud mental”

Baila, canta, ríe, llora, pinta, camina, habla con otros, solo porque si, porque quieres y recuerda que la vida es corta, DISFRUTALA.

Es posible aprender a CAMINAR EN PAZ EN MEDIO DEL CAOS. 

Clara Stella Arenas

Escritora del Newsletter #Miércolesdecrecimiento, Máster en EFT Tapping y coautora de los libros: Ideas para seguir Avante y El desafío de cambiar tu vida.

Fundadora | Autora del Newsletter de PAZENCAOS

Error: GraphComment couldn't be load because your settings are invalid. Please visit your admin panel and go to the GraphComment section and enter a valid website URL/ID.