Enséñale a defenderse

Mi hijo llegaba todos los días con una queja diferente. Acababa de entrar a la escuela y un compañerito de su clase la tomó contra él,  ya le pegaba, ya le quitaba su lonchera, o alguna otra  pilatuna, y mi niño ya no sabía que hacer. Yo le dije que hablara con su maestra, pero no hubo ningún cambio. Mi esposo le dijo que no fuera bobo, que se defendiera, que si el niño le pegaba, él también lo hiciera, pero yo no estoy de acuerdo con la violencia, y no estaba preparada para sortear esta situación.  En una sesión con  Clara, ella me dijo: Evita la violencia a toda costa,  enséñale a defenderser sin pegar, sin atacar.  Enséñale  a decir que NO, con seguridad, y a no permitirle al otro niño que le haga daño. Al comienzo yo dudaba si esto iba a dar resultado. Pero me puse a pensar que él otro, también era solo un niño. Hablé con mi niño y le expliqué que él no tenía porque aceptar la conducta de su compañero si no estaba de acuerdo con ella, le dije que a la próxima vez que ese niño fuera a atacarlo, se parara frente a él y le dijera con firmeza que NO MÁS, que no le permitía que se siguiera metiendo con él. Fué un trabajo de varios días, entrenándolo para que lo hiciera desde la tranquilidad y la seguridad. Y con el pasar de los días empezó a no traernos más quejas, le pregunté que había pasado y él muy contento me dijo: “mamá cuando ese niño me fué a atacar, lo cogí las manos con fuerza, lo miré a los ojos y le dije que no más.” y el niño, se quedó sorprendido y  no se volvió a meter con él”.

Algunos pensarán que es un cuento chino, que para solucionar un problema de bullying o de violencia escolar  lo que se necesita es enseñar al niño a atacar también, enseñarlo a pelear para que cuando lo agredan se pueda defender.  Que aquí dió resultado porque eran niños pequeños, pero que cuando son grandes esto no funciona.

 Yo quiero plantearte  otras ideas.  Abre tu mente a analizarlas  y decide.

–    La violencia solo trae más violencia.  Cuando respondes a ella de la misma manera, creas un círculo vicioso, en donde las emociones que quedan no son las mejores. Es como una bola de nieve, el rencor, el deseo de venganza, la revancha y  más rencor y sigue y sigue y en este cuento de nunca acabar, solo quedan perdedores. Recuerda que generalmente el atacante tiene la misma edad de tu hijo, que siguen compartiendo espacio físico, actividades , incluso amistades y seguramente  se van creando bandos a favor de uno y de otro, y se van involucrando más chicos….y no te extrañes si esto pasa a mayores.

–  Los niños que cometen actos de violencia, también son niños, que han aprendido estas conductas,  que en sus hogares han visto malos tratos y la mayoría de los casos han sido víctimas de la misma violencia.

– Como madres y padres educadores de nuestros hijos, debemos fomentar una enseñanza de no violencia, enseñarlos a respetarse a ellos mismos y a los demás. A tratar a las personas con amabilidad, pero sin aceptar los abusos y las malas conductas ni hacia ellos, ni hacia los demás. Debemos enseñarles a tratar a los demás “como me gusta que me traten a mi”.

– Muy  importante es escuchar a tus hijos. Cuando lleguen a contarte lo que les está pasando, escúchalos, y afírmales   que estás ahí para apoyarlo, para acompañarlo, pero que es él quién debe solucionar la situación. Sólo si el problema se sale de sus manos, tu intervendrás. Pero una forma de fortalecerlo es orientarlo a ser él mismo el que encuentre la solución.  Enséñale a decir que NO.  A sentirse seguro de sí mismo. Aclárale que pedir ayuda no lo convierte en un soplón o en alguien débil.  Que callar la violencia es igual que aceptarla.  Hazte  un ejemplo de cómo y cuándo decir que no. Recuerda que eres el modelo a seguir.

Recuérdale que:

 “EL NIÑO O NIÑA MÁS FUERTE ES EL QUE SABE DIALOGAR, NO EL QUE PEGA MAS DURO. LA VERDADERA FORTALEZA DE CARÁCTER ESTÁ EN RESPETAR A LOS DEMAS”

Como tu responsabilidad es apoyar a tu hijo, convirtiéndote en el espejo en el cual mirarse, te sugiero irte preparando para enfrentar este tipo de situaciones con tranquilidad, en paz y con sabiduría, y esta rutina de tapping que te dejo acá, te ayudará a hacerlo.

ESCRITO POR:

Martha Arenas

Mentora

Me encanta compartir con otros este sentimiento de plenitud y paz, por eso te acompañaré y haré parte de tu proceso de transformación. Hace 25 años comencé mi proceso de crecimiento personal y hace 5 años trabajo con EFT Tapping.

Error: GraphComment couldn't be load because your settings are invalid. Please visit your admin panel and go to the GraphComment section and enter a valid website URL/ID.