Y AQUÍ VOY YO…TARDE OTRA VEZ…..

“Definitivamente no sé como hacerle para llegar a tiempo… por más que lo intento (porque es que de verdad lo intento),  siempre se me presenta algún imprevisto de última hora”.

Se te hace conocida esta situación? Eres de las que jamás pueden llegar a tiempo a ninguna parte.

Y es que por más que te esfuerces, te levantes y te arregles temprano, dejas todo listo, pero….. algo pasa siempre.  No encuentras las llaves, el trancón vehicular, se te rompe una media, bueno.. cualquier cosa, pero algo te impide llegar a tiempo.

Una de mis hermanas acostumbraba a llegar tarde a todos lados, siempre tenía una excusa para hacerlo. Tenía citas médicas, las perdía por llegar tarde. A las reuniones del colegio de su hijo, llegaba tarde, y así siempre.  Alguna vez, mi sobrino le dijo que tenían reunión de padres de familia en su colegio, a las 8 de la mañana. Como siempre, eran ya las ocho y pico, y ella aún no había salido de la casa.  Me llamó la atención, que él que siempre se desesperaba por la impuntualidad de su mamá, esta vez estaba tranquilo.  Le pregunté y me contestó satisfecho, “tía tranquila que esta vez mi mamá va a llegar a tiempo”.  La reunión era realmente a las 9 de la mañana.

¿No te parece el colmo,  que un niño tenga que mentir para que su mamá  llegue a tiempo a una reunión que está programa con antelación?

Si tu eres el ejemplo que tu hijos van a seguir, no te parece que lo mejor es que aprendas a ser puntual, y así les des ejemplo de responsabilidad y respeto por los demás?  Porque es que cuando llegas tarde a tus citas, no sólo estás quedando mal contigo misma, sino que estás faltándole al respeto al otro.  

Y si es así, como vas a exigirle a tus hijos responsabilidad, honestidad, cumplimiento. Tú no tienes autoridad moral para llamarles la atención, porque no es lo que les estás enseñando realmente. Debes tener coherencia entre lo que les dices y lo que les muestras.

¿Te gustaría empezar a cambiar esto? ¿Te gustaría convertirte en ese ejemplo de puntualidad para tus hijos? …  Pues bien, quiero empezar por darte unos tips que te ayudaran a lograrlo.

1. No adquieras más compromisos de los que realmente puedes cumplir.

2. Si ya tienes una cita para una hora, no coloques otra para la misma hora, u otra muy cercana. Debes prever las posibles dificultades que se te puedan presentar. (trancones en el transporte, alguna demora en tu cita anterior, etc).

3. Si tienes una cita de un día para otro, prográmate. Alista y revisa con anterioridad lo que necesitas para llegar a tiempo.

4. Si por alguna razón que está fuera de tu control, definitivamente vas a llegar tarde, llama a la persona con la que quedaste y discúlpate, explica los motivos de tu retardo, y reprograma tu cita.

5. Como ya sabes,  es muy importante entender las razones por las cuales no eres capaz de ser puntual, y es necesario cambiar la programación de tu subconsciente para asi obtener resultados diferentes. Acá te comparto una rutina de tapping que estoy segura, te va a ayudar mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *