¿TE SIENTES CULPABLE POR NO TENER TIEMPO PARA TUS HIJOS?

QUE MALA MADRE SOY…… PERO,  ES QUE NO TENGO MUCHO TIEMPO PARA DEDICARLE A MI HIJO.

Seguramente, es uno de los pensamientos que más te agobian como mujer profesional, trabajadora, con grandes responsabilidades y metas en tu vida.

Con frecuencia oía a mi nuera decirme lo frustrada, asustada y culpable que se sentía, al no tener suficiente tiempo para dedicarle a mi nieto. Y decía que el miedo más grande que tenía, era que  sentía que el niño quería más a la abuela, que es quien lo cuida todo el  tiempo, que a ella que es su mamá.  “Me sentía tan mal y asustada, que con frecuencia explotaba por todo, no le tenía paciencia al niño, y terminaba alejándolo más cada día”.  “Todo esto me llevó a cuestionarme y empezar a buscar la forma de cambiar. Fué cuando decidí empezar a trabajar en mí, en mi parte emocional, para entender porque si lo que quería era una cosa, terminaba haciendo otra totalmente opuesta. Hoy, puedo decir que gracias a ese trabajo personal, las cosas han cambiado totalmente, pues al entender lo que pasaba en mí empecé a transformar esas emociones, logrando cambiar toda mi relación con mi hijo y aprendí a disfrutar plenamente, cada momento compartido no solo con él, sino también con mi pareja.”

Y es que muchas veces, es tanta la frustración, la culpabilidad, el miedo que sentimos ante esta situación, que reaccionamos de la manera mas ilógica posible, y obviamente es ilógica si la analizamos desde la racionalidad, pero lo que realmente nos hace actuar así es todo lo que hay dentro de nosotros. De ahí la importancia de trabajar en nuestro interior para que nuestras respuestas sean realmente las que queremos que sean.

Y como me encanta esto de los TIPS, quiero compartirte algunos que te permitirán disfrutar mas del tiempo que pasas con tus hijos:

1. Por favor, no lleves trabajo a tu casa. Por muy necesario que consideres hacerlo. Tu casa es tu espacio, es el lugar para descansar,  para compartir con tus hijos, con tu pareja. Cada cosa en su lugar.

2. Y, si tu trabajo está en tu casa, establece un horario de actividades.  Y luego, dedícate a disfrutar del descanso y a compartir con tu familia.

3. Desconéctate de los aparatos electrónicos, celular, PC, Tablet, etc. Si bien es cierto que la tecnología es parte “vital” en el mundo moderno, no te vuelvas su esclava, que no maneje tu vida. Establece prioridades. El tiempo de tus hijos, es de tus hijos. Permítete disfrutarlo con ellos sin intromisiones. Desconéctate por un rato.

4. Planea actividades divertidas. Haz del tiempo que compartes con ellos, momentos inolvidables. Aprovecha esos espacios para saber de su vida, de sus necesidades, de sus emociones. Es importante que los conozcas.

5. Y ahora, en lugar de estarte dando látigo, de estarte culpando todo el tiempo de lo que crees que tienes que hacer y no puedes, dedica un tiempo para analizar esas emociones frecuentes en ti, y prepárate para transformarlas.  Si.. como oyes. Transformar esas emociones y poder así vivir tu vida en paz y armonía, compartiendo con tus hijos tiempo de calidad.  Aquí encontrarás una rutina de tapping, que te permitirá lograrlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *